Depresión endógena – Cómo enfrentarse a ella

Por todos es conocida la depresión, un problema psicológico que cada vez padece más y más gente. En 2015 el número de personas afectadas ha aumentado drásticamente y las previsiones indican que va a seguir aumentando durante los próximos años. Esto es debido en gran medida por nuestros hábitos diarios, el modo de vida en el que vivimos actualmente, el estrés, etc... ¿Pero sabías que existe un tipo de depresión donde todos estos factores no influyen para nada? Pues sí, se llama depresión endógena y su principal causa no es un factor externo, sino totalmente interno. Se trata de una depresión que sale del interior, por causas genéticas y por las características psicológicas de la propia persona.

Cómo tratar una depresión endógena

Podemos ver los síntomas de la depresión endógena en Depresionteca.com, están bastante bien explicados y podrás saber si de verdad sufres este tipo de problema psicológico. depresión endógena Si ya te han diagnosticado este mal o si sospechas que lo tienes, puedes enfrentarte a él siguiendo los siguientes consejos que te damos (y por supuesto, sino has acudido ya a un especialista deberías hacerlo cuanto antes): Antidepresivos: Así es, aunque no quieras actualmente la depresión se suele tratar con antidepresivos y otros fármacos. Son bastante eficaces pero los efectos secundarios también son peligrosos. Meditación/Yoga: La relajación mental es muy importante para mejorar los síntomas de la depresión. Muchas veces el estrés y nerviosismo nos llevan a un estado de tristeza difícil de salir. La meditación o el yoga te permitirán tener la cabeza alejada de los problemas, relajada, lo cual te ayudará a mejorar la depresión. Rodéate de amigos y familiares: El apoyo de otras personas es vital para combatir cualquier tipo de problema psicológico. No pases largas horas en soledad, intenta llamar a amigos y familiares para que te hagan toda la compañía posible, no hay mejor apoyo que ellos. Haz ejercicio y mantente ocupado: Realizar actividades físicas libera ciertas sustancia en el cerebro que nos hacen estar de mejor humor y más animados. Sal a correr, a nadar, a andar ¡lo que sea! Pero haz ejercicio para sentirte mejor física y psicológicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *