Las gafas de sol baratas pueden dañar los ojos. ¡Cuidado dónde compras!

Seguro que en más de una ocasión te has encontrado gafas de sol que están tiradas de precio y hasta es probable que alguna vez hayamos comprado algunas. Existen toda una gran cantidad de modelos y estilos diferentes que se ajustan a las exigencias estéticas de cualquier persona.

¿Sabías que también son muy perjudiciales para la salud? Hemos recopilado información de diversas fuentes de expertos para que sepas cómo están afectando a tus ojos.

Desventajas de utilizar gafas de sol muy baratas

El principal objetivo de utilizar unas gafas de sol es poder protegernos, lógicamente, de la radiación solar. ¿Cómo lo consiguen? Disponen de unos filtros especiales que nos ayudan a filtrar los rayos solares; especialmente aquellos de carácter ultravioletas que se consideran los más dañinos para nuestra vista.

El problema de las gafas de sol muy baratas es que no disponen de esos filtros. Cuando nos las ponemos, el propio color oscuro nos engaña haciéndonos pensar que, en efecto, nos está protegiendo del sol. Recordemos que los rayos ultravioletas son invisibles y al no verse, pueden penetrar con suma facilidad en nuestros ojos de la misma manera que si no llevásemos gafas baratas.

Pero hay más. Existen algunos modelos todavía más peligrosos que, según los expertos, hacen que sea mucho más peligroso llevarlas que no hacerlo. La razón es que los cristales oscuros de esos modelos hacen que se reduzca la luz de los ojos, consiguiendo que las pupilas se puedan llegar a dilatar. El problema es que, como no filtran los rayos solares, estos entrarán en la pupila dilatada con toda libertad.

Los cristales de baja calidad se asocian con toda una serie de enfermedades que afectan a nuestra visión. Una de los más importantes es la de pérdida de visibilidad cuando estamos conduciendo. Además, también se asocian con problemas tales como sequedad ocular, dolores de cabeza, así como diferentes consecuencias similares.

Es importante tener en cuenta que se pueden comprar gafas de sol baratas de marcas líderes en tiendas que ofrecen garantía aprovechando descuentos especiales, pero sabiendo que la calidad y la autenticidad del producto está garantizada. En otras palabras, no hace falta que nos arruinemos para comprar unas buenas gafas de sol, pero siempre hay que hacerlo con cabeza y apostar por la calidad.

Para saber si hemos comprado o no unas gafas de calidad, existen unos estándares máximos que tenemos que respetar y que se recogen en la normativa EN1836 del año 1997. Esta normativa comprende varias pruebas de laboratorio: medición con espectrofotómetro para saber hasta qué punto penetra la radiación solar, así como los rayos ultravioletas, posibilidad de que se pueda deformar la montura…

 Así que ya lo sabes. Las gafas de sol muy baratas, con materiales de baja calidad, son solo un accesorio de bisutería, pero en ningún momento se deben de usar para protegernos de los rayos solares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *