¿Qué cuidados han de seguirse después de un lifting facial?

Un lifting es un tipo de cirugía que se hace a medida del cliente para poder reparar tanto la piel de nuestra cara, la del cuello, así como tratar algunos problemas de arrugas que se pueden haber producido, bien por el paso del tiempo o bien por algún problema de carácter hereditario.

Para poder llevarlo a cabo, lo que se hace es quitar el exceso de grasa que se localiza en ciertas zonasy después de ello, se tensan los músculos principales, rellenando aquellas áreas del cuello y de la cara que lo requieran.

Para poder llevar a cabo el proceso, el cirujano especializado se encargará de utilizar un tipo de anestesia determinado dependiendo de la operación a realizar, utilizando la anestesia local para dormir parcialmente una zona específica o la anestesia total para dormir al paciente y que no sufra. Esta última anestesia suele ser habitual en operaciones que requieren de mayor tiempo y, por tanto, el paciente sufre en menor medida. En resumen, dependiendo de la magnitud del proceso, se utilizará un tipo u otro diferente de anestesia.

Consideraciones importantes tras un lifting facial

Una vez terminada la operación, el paciente debe seguir unos consejos que el cirujano suele aportar, aunque ya te anticipamos que suele consistir en lo siguiente:

En los siguientes 10-14 días, el paciente puede que note hinchazón, adormecimiento, tirantez o incluso, que se presenten hematomas en la zona facial. Una de las principales ventajas de esta intervención es que la gran mayoría de las cicatrices que se presentan se podrán esconder con el pelo y que además con el paso de las semanas, deberían de desaparecer por completo para no dejar ni rastro.

  • Es importante que el paciente evite, en la medida de lo posible, la exposición a los rayos solares.
  • Se recomienda que el paciente que se haya sometido a la intervención evite las actividades violentas o ejercicios que requieran de un esfuerzo muy elevado. Se tienen que evitar en las dos siguientes semanas todo tipo de actividad deportiva.
  • Es importante recordar que la piel de nuestro rostro necesitará de unos cuidados específicos que, dependiendo de cómo haya acabado la intervención, el facultativo se encargará de explicarte para que no te quede ningún tipo de duda. Por lo general, consiste en el cuidado de las cicatrices aportando cremas a tu rostro en la zona afectada.

Poco a poco, la inflamación se irá reduciendo hasta que llegará un punto en el que consigas los resultados que esperabas antes de someterte al lifting.

Por último, es importante que sepas que el efecto del lifting facial es temporal, lo único que conseguiremos es crear un proceso de cicatrización que podrá frenar el paso del tiempo por más tiempo pero que en ningún momento se considera definitivo.

Por otro lado, la gran característica de este procedimiento es que los resultados que vamos a obtener en este tipo de tratamientos faciales suelen ser muy efectivos.

Ahora que conoces el procedimiento, en el caso de que te quieras someter a un lifting facial Barcelona o en Madrid, dos de las principales ciudades donde se encuentran las mejores clínicas, tienes que saber que es de vital importancia elegir un centro que cuente con un gran número de clientes satisfechos que antes que tú hayan depositado su confianza y se encuentren realmente contentos de haberlo hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *